Las mejores lecturas de 2012

Este año he leído muy pocos libros. Cada diciembre digo lo mismo, pero esta vez es verdad. 20 libros, nada más. Además, ninguno ha recibido sobresaliente en mi particular registro de lecturas. Así que sólo destacaré 3.

Joseph Anton, de Salman Rushdie

EGM26623.jpg

Durante muchos años, he despreciado a Rushdie. Intenté varias veces leer Hijos de la medianoche y Los versos satánicos; nunca pasé de la página 20. Me parecía que no era un buen escritor, que si no hubiera sido por la fatwa no hubiera oído hablar de él. He cambiado de opinión.

Sus memorias son una gozada. Un grito honesto en favor de la libertad de conciencia, de los derechos humanos, de la vida. En numerosas ocasiones, leía pasajes con un nudo en la garganta. Pocas veces sucede.

noname2

Ahora tengo curiosidad por leer sus novelas, pero creo que Joseph Anton quedará como su obra maestra. Lástima que tuviera que pasar por un infierno para escribirla.

Los dragones del edén, de Carl Sagan

LOS DRAGONES DEL EDEN

Durante los últimos meses he tratado de llenar el vacío que tengo en ciencia. Yo fui uno de esos estudiantes de letras puras que no quería ni oír hablar de Einstein o Darwin. Quizá la mejor forma de adentrarse en el conocimiento científico es leer a Carl Sagan.

El divulgador es famoso por su serie Cosmos pero yo he disfrutado mucho más con este ensayo. En menos de 300 páginas, recorre la evolución de la humanidad y plantea hipótesis sobre su futuro y la posibilidad de vivir en otros planetas. Todo, por supuesto, con un lenguaje accesible que nunca cae en la simplicidad.

Un buen divulgador debe también conseguir que el lector se apasione por lo que explica hasta el punto de querer saber más. De profundizar en la materia a través de otros textos más complejos. Carl Sagan lo consigue. Transmite su pasión por el conocimiento.

Escrito en los años 70, hay párrafos que se han quedado viejos. Casi nace una sonrisa piadosa cuando habla de los ordenadores. Pero no importa. Sagan escribe muy bien, a la manera británica (pese a ser de NY): elegancia+humor. Uno de los mejores capítulos es el dedicado al lenguaje de los monos. Apasionante.

Dice Carl Sagan en este libro: Nuestro destino es el conocimiento. Comparto su filosofía.

Las naciones oscuras, de Vijay Prashad

9788499421414

El Tercer Mundo no fue un lugar. Fue un proyecto. Con estas palabras se inicia un recorrido por la historia reciente de un grupo de países que trataron juntos de librarse de sus cadenas. La independencia, las reformas económicas, las tensiones internas, las presiones de Estados Unidos, Europa y el bloque soviéticos, las matanzas, los golpes de estado, la represión, la invasión del FMI, la crisis de deuda…

A menudo pensamos en el Tercer Mundo como un lugar sucio, pobre y peligroso lleno de personas incapaces de salir de esa miseria. Pero detrás de esa situación hay muchas razones.

Prashad explica este relativo fracaso de una forma clara, amena y sugerente. En lugar de trazar un recorrido cronológico, presenta una estructura temática: las independencias, los golpes de estado, las crisis económicas… Facilita así la comprensión de las relaciones entre los países, las fuerzas económicas, los intereses cruzados y la influencia de los líderes en los asuntos de países extranjeros.

noname1

Los capítulos sobre la deuda externa y el veneno inyectado por el FMI y el Banco Mundial impactan por su cercanía. No parece hablar de Singapur o Taiwán en los 80, sino de España en 2012.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Las mejores lecturas de 2012

  1. Reblogged this on cronicasdeldesierto and commented:
    Reblog a Viajero a Ítaca, y a sus mejores libros del 2012. Más que más porque me parece admirable no buscar refugio de la realidad en la ficción, sino en otras realidades escondidas.

  2. aoller dijo:

    Y qué es la ficción sino una realidad escondida…

    Gracias por las recomendaciones, debo (osado de mí) discrepar con el Sr. Sagan. Nuestro destino no es el conocimiento. No tenemos destino. Sólo un camino (directo y seguro) a la desaparición.

  3. paulafigols dijo:

    Hola, me gustaría apuntar una novela que he leído en 2012 y para mí sí ha sido de sobresaliente: “El día de mañana”, de Ignacio Martínez de Pisón. ¡Felices lecturas en 2013!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s