Locos con carnet

Las religiones deben morir para que la humanidad sobreviva. No podemos darnos el lujo de permitir que la gente religiosa tome las decisiones clave. Son irracionales, dirigen el barco del estado no con una brújula, sino con el equivalente de interpretar las tripas de una gallina.

La fe es el culto a no pensar. No es como para presumir.

La religión es peligrosa porque permite a los seres humanos que no tienen todas las respuestas creer que sí las tienen. La única actitud apropiada en cuanto a los grandes interrogantes no es la certeza arrogante que ha sido el sello de la religión, sino la duda. La duda es humilde.

Por esto mismo la gente racional, los anti-religiosos, deben dejar su timidez de lado, salir del armario y hacerse valer.

Son las últimas palabras de Bill Maher en su documental Religulous. Allí, el humorista estadounidense recorre el mundo para mostrar lo ridículas que son todas las religiones (de ahí el título, mezcla de religion y ridiculous).

En EEUU conocemos a un ex gay casado con una ex lesbiana que ofrece la salvación de Jesús para volver a la heterosexualidad, a un pastor millonario que asegura que Cristo hoy vestiría con trajes de 2000 dólares y a un latino que asegura ser el descendiente del hijo de Dios; también visitamos un Disneyworld del cristianismo y escuchamos las sandeces de un senador que asegura que los científicos no confirman la teoría de la evolución.

Bill Maher nos acerca a Jerusalén para mostrarnos las banalidades por las que discuten las 3 grandes religiones, habla con un rabino judío que no cree en el Holocausto y con un rapero musulmán que se considera disidente pero justifica la fatwa contra Salman Rushdie…

La película termina con varios de los entrevistados asegurando que el Armageddon sucederá durante los próximos años, que serán testigos del fin del mundo y la segunda venida de Cristo. Alguno incluso lo desea; así podrá descansar al lado de Dios toda la eternidad.

No hay nada más eficaz para desenmascarar un delirio que dejar hablar al loco. Porque, no nos engañemos, la fe es un desorden neurológico. Una persona que cree en seres de los que no hay prueba alguna de su existencia, que escucha la voz de Dios en su cabeza, que desea un holocausto nuclear para ser escogido por el ser supremo, y desprecia a quienes no piensan como él… esa persona está como un cencerro.

Lo decía Christopher Hitchens en su libro sobre la religión: discutir con un creyente si Dios es uno o trino es muy parecido a discutir la estrategia seguida en Austerlitz con un tipo que se cree Napoleón.

El problema llega cuando los locos gobiernan el mundo.

__________________________________

El documental puede verse íntegro aquí

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Locos con carnet

  1. gold price dijo:

    ¿Cómo defiende Hitchens al mismo tiempo las reglas de juego internacionales y apoya la invasión de Irak que se hizo bajo la mentira de las armas de destrucción masiva? “Eso no es cierto. Se le dio a Irak una lista de las armas que poseían, y no se deshicieron de ellas. Aún no lo han hecho. Cuando se produjo la invasión, no se trataba tanto de entrar y de encontrar las armas como de obligar a Irak a cumplir con una resolución de Naciones Unidas que fue respaldada por todos los miembros del Consejo de Seguridad, y hasta por Irán y Siria. Unánime”. ¿Cómo justifica el caos que hay allí ahora? “En el curso de la guerra, hemos obligado a los libios a desarmarse. Y resulta que tenían más armas de las que pensábamos que tenían. Nos las entregaron todas. Y al examinar el arsenal de Libia pudimos descubrir que pertenecía a la mafia de Al Qaeda, que se extiende hasta el norte de Siria”. Y en el caso de Irán, ¿defiende la invasión? “Lo que es necesario es derrocar a los mulás. Con energía nuclear o no, Irán no debería estar secuestrado por estos fundamentalistas y terroristas. Si tienen sentido las leyes internacionales, habría que arrestar, juzgar y mandar a la cárcel a todos los responsables de tantos asesinatos (Berlín, Viena, el restaurante Mikonos) que están protegidos por el Gobierno de Irán que, mientras tanto, es capaz de cortarle las manos a alguien por robar. Es una banda mafiosa en un Gobierno. Mulás con armas nucleares”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s