Gordillo en Telecinco: la humillación de la política

¿Puede la política prostituirse todavía más? ¿Puede hablar con un lenguaje más barriobajero? ¿Puede perder la poca altura que le queda? Sí puede, y lo está haciendo.

Ayer José Manuel Sánchez-Gordillo participó en un programa de Telecinco llamado El Gran Debate. El diputado autonómico andaluz y alcalde de Marinaleda respondió a las preguntas de unos periodistas y defendió sus últimas acciones (robo en supermercados para dar comida a ONG y ocupación de una finca militar). El título del programa de hoy era “Gordillo: ¿héroe o villano?”

Para empezar, este encabezamiento deja muy clara la opinión del programa. En una pregunta, lo último siempre tiene más fuerza. Los de la cadena de Berlusconi parecen decir: “señores espectadores, ¿creen que este tipo mal vestido es un héroe o, como nosotros pensamos y es de sentido común, un villano?

Pero la clave, a mi juicio, es que Gordillo nunca debería haberse prestado a participar en este programa. Sus directivos argumentarán que en la cadena también hay espacio para el debate político y que es una oportunidad única de que millones de personas conozcan la ideología de este hombre del que todos hablan. En realidad, El Gran Debate es veneno en frasco bonito. Las formas importan, y mucho. Las formas pueden deslegitimar el contenido.

Cuando los presentadores y colaboradores de un programa de Telecinco hablan de política, no puedo evitar sentir un rechazo hacia todos sus argumentos. Los cojo con pinzas, y bien lejos de mi nariz. Apestan a mentira, a demagogia barata, a burda manipulación. Apestan a fascismo.

Justamente ayer, vi esta intervención de Gordillo en el programa La Clave, en 1985. De nuevo, estaba rodeado de señores (entonces no había tantas mujeres en TV) bien vestidos, hombres de bien que no eran capaces de entender que alguien puede vivir de acuerdo a una ideología y no de acuerdo a una billetera. ¡Pero qué diferencia entre uno y otro programa!

Me enteré de la presencia de Gordillo en Telecinco gracias a varios tweets que hablaban de la rubia de bote que le hacía preguntas a degüello. Prueba clara de que en Telecinco no buscan un verdadero debate. Twitter puede ser a veces un patio de vecinos, pero también he visto en mi timeline discusiones políticas de altura. Ayer, sin embargo, sólo se hablaba de lo atractiva que era esa mujer tan de derechas.

El de Gordillo es el último ejemplo de una tendencia: cada vez más políticos participan en programas de TV para “la masa”. Acuden a los Desayunos de TVE, pero también al programa de Ana Rosa; hemos pasado de verlos en CNN+ a verlos en El Gran Debate.

Creo que uno de los primeros fue José Bono, allá por 2010. Entonces participó en La Noria, el anterior nombre de este programa. Abrió una puerta peligrosa.

En ese tipo de platós no hay lugar para la reflexión, para el pensamiento ordenado, para las palabras pausadas. Como un virus, el estilo de la mayoría de los programas de Telecinco se contagia a los invitados. Visten de traje y vienen de sentarse en un escaño, pero terminan por gritar, insultar, hacer chascarrillos y reducir la política a una verdulería.

Javier Pérez de Albéniz escribe en su blog El descodificador:

Creo que nadie dispuesto a transmitir un mensaje coherente y serio debería aparecer en “El gran debate”. Meca de la telebasura, y ejemplo de manipulación y degradación de las ideas, el programa de Telecinco es simplemente un asco. Quienes participan en semejante pantomima tienen poco que ganar (solo audiencia) y mucho que perder (nada menos que credibilidad). Colaboran en la ceremonia televisiva de la confusión.

Hay un sitio para cada cosa. Escuchar a Belén Esteban argumentar de forma coherente las razones de su odio a la petarda de turno en Los Desayunos de TVE sería ridículo; pero escuchar a Gordillo defender el comunismo en un plató propiedad de Berlusconi es humillante.

Quizá, en realidad, ése sea el objetivo. Los grandes empresarios sólo buscan quitarse de encima a los políticos. ¿Qué mejor forma de desprestigiar a un comunista que sentarlo junto a Jordi González? Funciona. Hoy respeto un poco menos al alcalde de Marinaleda.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Medios de comunicación, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Gordillo en Telecinco: la humillación de la política

  1. aoller dijo:

    Es que esa es la mejor estrategia para “destruir” a Gordillo: cubrirlo de mierda hasta que no se oiga ya su voz debajo de toda la inmundicia.

    Seguro que fue a ese programa con buenas intenciones, pero demostró falta de inteligencia o, al menos, un desconocimiento total de a dónde iba (quizás porque no conocía el tono del programa).

    El Sr. Gordillo hace bien, no obstante, en tratar de propagar su mensaje. Pero es clamar en el desierto. Los convencidos ya lo estamos, los contrarios no cambiarán nunca de opinión y la gente que ve “El Gran Debate”… en fin, dudo de que sean capaces de opinar nada.

    Debo admitir, de todas formas, que este señor me produce un gran desasosiego. Estoy ya tan retorcido que me resulta casi increible la existencia de alguien que no cobra por su trabajo de alcalde, que aparentemente se dedica a la política de un modo altruista (en todo el sentido de la palabra).

    ¿Habrá esperanza todavía para el hombre?

  2. Ivanna dijo:

    Hola,

    Pues sí, es verdad, es un programa basura, como tantos otros hay en televisión. Pero que quereis que os diga, este hombre defendió sus ideas y calló a muchas bocas que escupían mucho veneno. Veneno que semanalmente se lo tragan miles de espectadores.

    ¿Por qué no verlo? ¿Por qué no escucharlo? Se hablaba de una temática donde él era uno de sus protagonistas y quiso expresar, junto a gente que lo apoyaba, sus motivos e ideas. Me quedo con el contenido, no con el hecho que esté en un plato de propiedad Berlusconniana. Tampoco creo que veamos a este señor cada dia en un plató diferente.

    Con respecto Tweeter, asi como otras herramientas web 2.0 sociales, tambien dejan mucho que desear en muchos aspectos sociales, políticos, económicos etc. Pero bien que se usan para muchos otros motivos sociales y dan su fruto. ¿Hay que castigar a todo aquel que haga uso de estas herramientas porque no tiene en cuenta todos esos aspectos?

    Nada es tan bueno como para idealizarlo, ni nada es tan malo como para vanalizarlo. Pues no es tontería que estos programas tengan en numerosas ocasiones, récords de audiencia. Si queremos que estos programas cambien el “chip”, puede ser tambien un buen comienzo ¿no?

    Reitero, no me considero ni mejor ni peor por ver o no ver dichos programas, conozco a mucha gente que los mira y son dignas de mi respeto, independientemente de como sean o a qué se dediquen. Como también los son aquellos o aquellas que no lo ven porque no les resulta interesante.

    Espero con estas palabras no ofender a nadie, aunque sí generar un debate ¿por qué no?

    ¡Hasta la próxima!

    • viajeroaitaca dijo:

      La razón para no verlo es que al aparecer en un programa que envenena a la población cada semana también tú te contaminas. Nada de lo que se diga en ese plató me merece algo más que desprecio. Por eso, es una pena que gente como Gordillo se preste a aparecer. Imagino que buscaría visibilidad; pero creo que ha errado el tiro.

      Estos programas son lo que son, no van a cambiar. ¿Conoces la fábula del escorpión y la rana?

      Un escorpión le pide a una rana que le ayude a cruzar el río. Prometiéndole no hacerle ningún daño, La rana accede subiéndole a sus espaldas pero cuando están a mitad del trayecto el escorpión pica a la rana. Ésta le pregunta incrédula ¿cómo has podido hacer algo así?, ahora moriremos los dos ante lo que el escorpión se disculpa “no he tenido elección, es mi naturaleza”.

      Los programas prometen un tono diferente, prometer “informar y crear debate” pero terminan por atacar al invitado y hacerlo tóxico.

      Gracias por comentar!

    • aoller dijo:

      Si metes una manzana podrida en un cesto con manzanas sanas, todrás se contaminarán… imagínate si metes una manzana sana en un cesto lleno de manzanas podridas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s