¿François Hollande, el rojo?

La victoria de François Hollande es una buena noticia. Pero hay que ser cautelosos.

Es algo más que una frase hecha la que se refiere a quién gobierna en realidad. Hollande puede que resida en el Eliseo, pero desde allí tendrá que atender a los deseos y protestas de grandes banqueros, empresarios del petróleo, magnates de medios de comunicación… También deberá escuchar (y en algún caso obedecer) las propuestas y directrices del Banco Central Europeo. Aun cuando Hollande sea totalmente sincero en sus planteamientos, aun cuando tenga el apoyo de su ciudadanos y la voluntad para llevar su política a cabo, será una tarea muy difícil. Ojalá me equivoque, pero dudo de sinceridad de las palabras de Hollande y dudo de que tenga una voluntad de hierro. ¿Será el Obama europeo?

Grand place de Lille le 6 mai 2012 après l'annonce de la victoire de François Hollande.

Hay quien ha querido ver a Hollande como la gran esperanza de la izquierda europea. Discrepo. Si este señor con apariencia de funcionario es la izquierda europea, sólo puede significar que la izquierda ha desaparecido, que se ha convertido en otra cosa. Quizá esta crisis nos ha desplazado a todos tan hacia la derecha que cualquiera nos parece de izquierdas.

También en el bando de la derecha económica hay quien considera a Hollande un tipo peligroso. La pasada semana, The economist decía que el todavía candidato al Eliseo ofrecía una “respuesta pobre” a los problemas económicos y “evidenciaba un profundo sentimiento anti empresa”. Cualquiera diría que hablaba de José Bové.

Me temo que ni uno ni lo otro. Elección tras elección, hemos comprobado cómo la crisis se lleva por delante a los partidos en el poder, sin importar su color. Se dio la circunstancia de que en 2008 la mayoría de los países estaban gobernados por formaciones de izquierda, más o menos socialdemócratas, y muchos pensaron que esta ideología estaba muerte. Hoy hemos comprobado que la crisis también ataca a los políticos de derechas. El voto de los franceses no es un voto contra la austeridad alemana, es un voto contra Sarkozy. Si los papeles estuvieran invertidos, si Hollande llevara desde 2007 en el poder y Sarkozy fuera el nuevo, ¿qué hubiera ocurrido?

Algunas de las promesas y propuestas de Hollande son:

  • Austeridad a nivel nacional e inversión pública a nivel europeo.
  • Aumento impuestos al as rentas altas
  • Cambio del estatuto del Banco Central Europeopara que pueda prestar directamente a los Estados
  • Tasa a las transacciones financieras
  • Reducción de la producción de energía nuclear del 75% al 50%
  • Legalización del matrimonio homosexual
  • Eutanasia

Habrá que dejar pasar los conocidos 100 días para comprobar si se cumplen o quedan en nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Internacional y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s