Feudalismo en el siglo XXI

Los libros de Historia que estudié en el colegio decían que el feudalismo era un sistema del pasado, medieval. Un sistema muerto. Sin embargo, a veces no lo tengo tan claro. Por un lado, la corriente marxista asegura que este sistema todavía se da en muchos países, incluido Estados Unidos. Por otro, veo alguna de sus características en la vida política y empresarial de España.

Uno de los rasgos principales del feudalismo es la relación entre el siervo y el amo. Todos hemos visto películas en las que un hombre se arrodilla ante otro y jura morir por él. Éste, a cambio, le da protección. Del mismo modo, da la impresión de que en los partidos políticos lo que prima no es la capacidad sino la fidelidad. Así, en el PSOE ha habido y hay corrientes internas basadas no en la ideología (o no sólo) sino en la preferencia de una u otra persona. En sus tiempos existían los guerristas y los felipistas (¿hace falta recordar aquello de que quien se mueve no sale en la foto?), y ahora tenemos a los barones. Por cierto, un término bastante ilustrativo.

También en el Partido Popular encontramos muestras de este moderno vasallaje. Hoy se podía leer en el País que sólo salieron al balcón la noche del 20N aquellos que apoyaron a Rajoy durante los últimos años (se coló Esperanza Aguirre, siempre hay un caballero oscuro). Muchos de ellos serán ministros dentro de pocas semanas. No dudo de su valía pero es difícil pensar que hubieran conseguido la cartera de no haber sido fieles a don Mariano durante su particular travesía en el desierto.

La consecuencia más clara de este sistema es que no siempre están los mejores. En demasiadas ocasiones, parece que los políticos están demasiado ocupados en apoyar a quien corresponde o interesa, los unos, y recibir los apoyos que necesitan, los otros, como para dedicarse a trabajar con honestidad o pensar sinceramente quién es el más apto para la tarea.

Este fin de semana hemos visto un ejemplo claro en la reunión del Comité Federal del PSOE. Allí se ha vetado la propuesta de Tomás Gómez de elegir al nuevo secretario mediante primarias. En su lugar, un militante necesitará el apoyo del 20% de los delegados al congreso de febrero para poder presentarse como candidato. Así se vuelve a utilizar el sistema de fidelidad, premio y compraventa de apoyos. Es fácil imaginar a los aspirantes tirando de móvil y prometiendo cargos, direcciones generales o contratos para conseguir este 20%.

El sistema feudal es corrupto por naturaleza. Quizá borrándolo de una vez por todas de nuestra esfera política podamos tener una democracia más sana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Feudalismo en el siglo XXI

  1. Yo dijo:

    Es bastante claro todo lo que dices…
    Sobre lo que comentas al hilo de los futuros ministros la cuestión es: ¿Serán ministros por haber acompañado a Rajoy en estos 8 años de purgatorio? ¿O han acompañado a Rajoy en estos 8 años para ser ministros?
    Lo segundo lleva a lo primero, claro, pero se me hace difícil pensar en alguien confiando en Rajoy sin esperar premio a cambio (se me hace difícil, de hecho, pensar a nadie que haga algo en política sin esperar nada a cambio).

  2. Muchos en España critican el bipartidismo norteamericano, pero allí tienen algo que me parece envidiable. Lo vemos en las noticias: los senadores (que allí valen para algo) generalmente votan para satisfacer a sus electores (los de su estado), no para contentar al partido. Incluso hubo demócratas que votaron contra el plan de empleo de Obama. La disciplina de partido sólo satisface a los intereses de los que están más arriba en el Gobierno de turno, y a gente que no conocemos ni tú ni yo.

  3. viajeroaitaca dijo:

    Yo: También creo que en política (y en otros aspectos de la vida) nadie hace as cosas por amor al arte. Así nos va.

    Javier: Desde los medios imponemos siempre el discurso de que el sistema español es el mejor, el “normal”. Pero tiene muchos fallos. Tampoco el sistema de USA es perfecto, ni mucho menos. Pero han dejado a un lado la disciplina de partido. Quizá si cogemos lo bueno de cada país.. Pero claro, habría que admitir que España no es la leche Y eso no..

  4. Rioboo dijo:

    Buen Post! si Señor!!! Os dejo la opinión personal de uno de mis ídolos porque, ¿Qué harías si fueses Presidente del Gobierno de España? http://wp.me/1WTuO
    Que bueno! jejeje!
    un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s