Hitch 22: aprendiendo a pensar

Hay dos tipos de personas: aquellos que leen para confirmar lo que ya piensan y aquellos que buscan desafíos, puntos de vista diferentes, a veces opuestos al suyo. Esta división -tan banal y aleatoria como todas- es útil a la hora de enfrentarse a un texto de Christopher Hitchens. A diferencia de otros “intelectuales”, en sus escritos no hay respuestas sino preguntas; al terminar sus artículos uno es consciente de su propia ignorancia y, en especial, de sus propios prejuicios. Si esto lo logra en una decena de páginas sobre los judíos, Churchill o Bob Dylan, ¿qué no conseguirá en 500 páginas de autobiografía?

Christopher Hitchens es brutalmente honesto. No tiene reparos en hablar sobre su sexualidad, sus terribles (y divertidos) años de colegio, su afición por el alcohol… Escribe con esa distancia irónica tan propia de los ingleses sobre su familia, sus amigos (especialmente emotivo e inspirador el capítulo dedicado a Salman Rushdie) y sus propias ideas políticas: de izquierdista radical a defensor de la guerra de Irak.

Durante su lectura, he pensado varias veces que Hitchens escribió estas páginas como una suerte de disculpa por cambiar de “bando”. Pero quizá piense eso porque no comparto muchas de sus posturas e, inconscientemente, crea que alguien de derechas necesita justificar su ideología. Es, como decía, su punto fuerte: hacerte dudar de todo.

Tras varias lealtades pasadas, he llegado a creer que Karl Marx tenía toda la razón cuando recomendaba una duda y autocrítica continuas.

A lo largo de estas páginas repite una idea que ya había expuesto en anteriores artículos y que me parece muy sugerente, quizá su mejor aportación al debate intelectual. Es la siguiente: lo que importa no es lo que pienses, sino cómo piensas. Estamos demasiado acostumbrados a escuchar discusiones en las que sólo se repiten frases y tópicos (no llegan a ideas) recogidos de tertulianos; no hay verdadero razonamiento, actuamos con frecuencia como loros ignorantes de serlo.

Creo que es necesario recalcar la idea de Hitchens: lo importante no es qué se piensa, sino cómo. Es, en definitiva, la verdadera misión de la universidad (aunque no siempre la cumpla): enseñar a pensar. Es más útil la herramienta del pensamiento que una tonelada de dogmas. Desde que leí a Hitchens por primera vez hace un par de años trato de prestar atención al cómo; por supuesto, no siempre lo consigo.

Hitchens razona y explica sus ideas actuales sin renunciar a las pasadas. Le honra. ¿Cuántos adultos hablan de su pasado de activista político como “cosas de la edad”? Se pregunta qué hay de cierto en el tópico de la deriva derechista a medida que uno envejece (aquello de que quien no es revolucionario a los 20 no tiene corazón y quien a los cuarenta sigue siéndolo no tiene cabeza) pero no llega a ninguna conclusión. No deja de ser curioso que el número de izquierdistas convertidos en neoliberales sea mucho mayor que los que recorren el camino inverso. Al terminar el capítulo es inevitable preguntarse: ¿caeré yo también en la tentación?

La forma correcta de leer Hitch 22 es con un papel y un bolígrafo al lado del libro. Hay tantas citas, tantas recomendaciones de libros o autores, tantas referencias históricas y anécdotas que uno siente que desaprovecha su lectura si sólo lee. Quizá por eso Hitchens sea, junto con Susan Sontag, el último verdadero intelectual. Alejado de dogmas, partidismos, siempre en contra de todos (incluso de sí), su lectura anima a seguir leyendo, escribiendo, aprendiendo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Hitch 22: aprendiendo a pensar

  1. Pingback: Christopher Hitchens, disidente | Viajero a Itaca

  2. Pingback: Los mejores posts de 2011 en Viajeroaitaca | Viajero a Itaca

  3. Pingback: Hitch-22 de Christopher Hitchens – Apuntes Breves « Raul Barral Tamayo's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s