Cesiones a ETA: dolorosas pero necesarias

Cuanto más débil está ETA, más duros se muestran algunos. De limitarse a escuchar las declaraciones de ciertos políticos, alguien desconocedor de la situación real de la banda podría pensar que está fuerte, que casi tiene de rodillas a Gobierno, que los políticos ceden a sus presiones cada semana.

El último ha sido José María Aznar. El ex presidente ha participado en la conferencia política del PP y no ha defraudado. Según Aznar, el Gobierno piensa “que para conseguir el fin de ETA lo mejor es darles la razón” y ya se están produciendo las terribles “cesiones”. Según Aznar, derrotar a ETA “significa que no se suplique cada día a la banda terrorista que por favor haga algún gesto, alguna declaración, algún documento, algo que se pueda llevar al próximo mitin y que justifique la colección de cesiones que se les están regalando”.

En un mundo ideal, ETA sería derrotada de la forma que desea Aznar. Cautiva y desarmada, se hinca ante la bandera de España y pide perdón por los muertos, heridos y secuestrados. Lamentablemente, no vivimos en un mundo ideal. Lo que desean (al menos públicamente) Aznar, Mayor Oreja y otros sencillamente no va a pasar.

Cualquier mediador de conflictos sabe que la paz no se consigue con la victoria total de una parte y la derrota absoluta de otra. En 1918, las naciones vencedoras de la Primera Guerra Mundial impusieron un duro castigo a Alemania. Era el causante de la guerra y tenía que pedir perdón  pagar los platos rotos. El Diktat de Versalles pesó como una losa sobre los alemanes durante dos décadas, la humillación se convirtió en rencor y al final, resurgió la violencia. Ya sabemos cómo acabó esa historia.

Salvando las distancias, me temo que sí que habrá que “regalar cesiones”. Especialmente en el tema de los presos. Hoy el diario Gara reseña las memorias del ex lehendakari José Antonio Aradanza. En ellas se revela que el Pacto de Ajuria Enea contemplaba la excarcelación de todos los presos tras el fin de ETA. Aquellos que no tuvieran delitos de sangre serían indultados, mientras que los que hubieran participado en atentados con muerte serían enviados al exilio en unos años.

Recuerdo que el Pacto de Ajuria Enea fue firmado por PSOE, PNV y Alianza Popular (antecedente del PP) entre otros. La propuesta de excarcelación de presos resultaba tan arriesgada, iba a ser tan incomprendida y rechazada por la población que el representante de Alianza Popular exigió que ese apartado no se hiciera público. Sin embargo, admitía aquellas medidas eran “servidumbres que exigía la solución del problema”.

Ya hace 20 años la derecha admitía que iba a tener que “regalar cesiones”. Los mismos que luego acercarían presos y hablarían de Movimiento Vasco de Liberación Nacional piden hoy no dar un paso, mantenerse firmes.

Nadie quiere ver a un asesino en la calle pero tendremos que verlo. Nadie quiere entrar a un bar y tomar una cerveza cerca de un secuestrador pero tendremos que hacerlo. Nadie quiere subir a un taxi y que el conductor sea un terrorista, pero quizá sea una forma de reinsertarlos en  la sociedad (porque un terrorista en paro es muy peligroso; le puede dar por pensar que la paz no merece la pena).

¿Es justo excarcelar a secuestradores, asesinos y extorsionadores? No. Pero será necesario.

El conflicto en Irlanda del Norte siempre ha servido de espejo (aunque distorsionado) del problema en el País Vasco. Pues bien, hay que recordar que Tony Blair firmó los Acuerdos de Viernes Santo al año de subir al poder pero lo hizo partiendo de 22 meses de negociaciones entre el IRA y el anterior primer ministro, John Major. No es descabellado pensar que sea Mariano Rajoy quien firme la paz en 2012; pero lo hará sobre unas condiciones forjadas por el PSOE, unas condiciones (alto el fuego, legalización izquierda abertzale…) que ahora critican con todas sus fuerzas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Cesiones a ETA: dolorosas pero necesarias

  1. Pingback: Cesiones a ETA: dolorosas pero necesarias

  2. En una guerra hay dos bandos que matan. En Irlanda del Norte había dos bandos que mataban. Aquí sólo hay asesinos (ETA) y asesinados. El breve tiempo en que el GAL mató el GAL fue perseguido y desarticulado. No hay comparación. ¿Negociarías con un violador reincidente que si deja de violar le harás concesiones?.

    Por supuesto, una vez cumplida la pena, el terrorista tendrá derecho a ser taxista. Pero no se le podrá dar un trato de favor “por si piensa que la paz no vale la pena”. Como al violador no se le pagará para ir de putas por si piensa que violar es más divertido.

  3. simon dijo:

    En respuesta a Carlos Garcia, tengo que decir que el articulo lo detalla y lo deja claro .Es el nuevo paisaje de la nueva Euskal Herria, y que tendran que hacerse grandes esfuerzos para normalizar un conflicto armado de 50 años, y te recuerdo que el gal , puede que fuese desarticulado, a ojos de los ciudadanos claro, pero que los artifices de todo ello , campan a sus anchas libres, asi que antes de hablar te recomiendo que te documentes un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s