Enfermos y derrochadores

Hoy se ha puesto en marcha en los hospitales públicos de Madrid una peligrosa medida: un paciente ha recibido una factura en la que se detalla cuánto ha costado su operación de ojo. Ha sido el primero, pero no el último. Poco a poco se implantará esta venenosa práctica en todos los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid.

(Hace un año, el servicio aragonés de salud publicó cuánto cuesta cada actuación sanitaria: ingreso, consulta, cesárea.. En su  momento critiqué la medida pero hay que reconocer que lo de hoy es un paso más. En Aragón sólo quien lo desea puede conocer cuánto cuesta el servicio de un hospital; ahora, en Madrid, el paciente es obligado a saberlo).

El objetivo, dice el consejero de Sanidad, es que los ciudadanos “puedan llegar a concluir que deben hacer un uso más racional de los recursos sanitarios”. En realidad es un insulto. Una forma insidiosa de sentirnos culpables por enfermar. Uno tiene un infarto y, al recibir el alta, le entregan un papel con un cifra. Una cifra acusadora, un papel que parecer decir: “Mire lo que ha costado a sus conciudadanos sus excesos con el alcohol y las grasas. ¿No cree que debería portarse bien?”

Esa factura también dice: “La sanidad no es gratis”. Claro que no. Eso ya lo sabíamos. La pagamos todos con nuestros impuestos. Pero quieren hacer creer a los pacientes que ese dinero proviene de otro lugar, de otras personas. Una burda manipulación. Similar a utilizar la palabra copago, cuando deberían decir repago.

Hay que mejorar la gestión de ciertos servicios, lo admito. Pero empezar con la sanidad no es una buena idea.

Yo propongo redactar otras facturas. Después de cada mitin del PSOE, PP, CiU y demás formaciones, alguien debería entregar una hoja a cada asistente con lo que ha costado el alquiler del recinto, las luces, las sillas, la música, el transporte, el catering… Lo mismo podría hacerse después de cada convención política. ¿Quién paga las macroreuniones en Sevilla, en Zaragoza? Los partidos viven en un 90% de subvenciones públicas, así que, en definitiva, pagamos todos. También sería interesante ver la cara de los asistentes a los desfiles militares al descubrir cuánto cuesta que ese avión haga dos piruetas y esa cabra pasee por una vía pública.

Nunca veremos esas facturas, por supuesto. No vaya a ser que de verdad nos escandalicemos y pidamos recortes en actividades que, al parecer, son intocables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Enfermos y derrochadores

  1. eduardo dijo:

    Es vergonzoso lo de la factura, ya que luego los de la caverna dirán que el que “no paga” no tiene derecho a “malgastar” poniéndose enfermo.
    En fin, como tantas otras cosas… la sanidad pública y “gratuita”

  2. Yo dijo:

    El otro día hablaba con un compañero de trabajo, casado con una china. Le pregunté sobre si le había resultado difícil convencer a su mujer para trasladarse ambos a España habiéndo conseguido el marido un puesto aquí. La respuesta no pasó por el clima, ni por la gastronomía ni por asuntos por el estilo. Me dijo que lo que realmente entusiasmó a su mujer fue, literalmente, “no tener que tener 30.000 dólares en el banco por si te ponías enfermo”.

    Hay ciertos servicios públicos que no tienen por qué dar beneficios: la sanidad, la educación, los transportes (penoso el estado de los trenes en España) las telecomunicaciones (Descanse en paz la compañía telefónica)… en fin, aquello que, creo, cualquiera en su sano juicio consideraría servicios básicos y estratégicos. ¿Alguien pone en duda que todos debemos tener acceso al agua potable? A este paso llegará el día en que si un pueblo no tiene un número mínimo de habitantes y, por tanto, prestar el servicio no es rentable, no se les llevará el agua o la luz, etc…

    Qué asco de mundo… menos mal que en 40 años (o menos) todos muertos.

  3. Pingback: Los mejores posts de 2011 en Viajeroaitaca | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s