Techo de gasto: última jugada

En semanas como ésta desearía haber estudiado Economía para poder explicar de manera clara y directa por qué el establecimiento del techo de gasto es un gravísimo error. Sin embargo, elegí otra carrera. Así que remito a este artículo escrito por dos de mis economistas de cabecera: Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa. El tercero, Vicenç Navarro, ha hablado esta mañana en RNE y ha transmitido un mensaje similar.

Dentro de diez años recordaremos estos días como el penúltimo paso hacia el desastre, el último capítulo del manual “Convertir un país medio al neoliberalismo es fácil si sabes cómo”. Han aplicado la doctrina del shock como nunca antes se había logrado: casi sin oposición. Dentro de unos años no se hablará de neoliberalismo, pues es lo único que habrá. Algunos recordaremos el estado de bienestar como una gloriosa época que nació maldita, un invento que, nos dirán, era inviable desde su nacimiento. Y mientras hordas de trabajadores se desloman para ganar lo suficiente para perpetuar el sistema, algún estudioso se preguntará en una biblioteca: “¿Cómo sería vivir con escuelas públicas, sanidad universal y baja por maternidad?”

Pero ahora la mayoría de los medios de comunicación y buena parte de los diputados tratan de convencernos de que poner un tope al endeudamiento del Estado es una buena medida. Utilizan comparaciones simplistas pero eficaces (“un país es como una casa: si sale más de lo que entra, mal”) y han convencido de ello a buena parte de la ciudadanía. No es que seamos tontos, es que la propaganda es brutal.

Hace unos días leí que Francia y Alemania abogaban por diseñar un techo de gasto para incluirlo en la Constitución Europea. Me horrorizó. Pero tenía la esperanza de que fuera una de esas medidas que no llegan a buen puerto, esas ideas tan propias de la UE. Y es muy posible que en eso se hubiera quedado de no haber sido por el deseo de Zapatero de ser el mejor alumno de la clase, el más empollón, el que siempre atiende cuando habla el maestro. Porque eso es lo que parece: un impulso por agradar a la UE. Tan pocas esperanzas tenían Merkel y Sarkozy en sus propuestas que han recibido con sorpresa el anuncio del presidente. Imagino que habrán pensado “Ah, ¿pero esto va en serio? Si era por hablar… Como mucho lo empezaríamos a aplicar en un par de años…”

Vista en conjunto, la vida política de Zapatero ha consistido en agradar a todos y evitar cualquier enfrentamiento, cualquier crítica. Agradar a la Iglesia, a los nacionalistas catalanes, a los mercados, a la patronal, a la banca, a Estados Unidos… Un perfil no muy diferente del de Rajoy. Un perfil no muy de izquierdas.

Y mientras alguien redacta nuestra sentencia de muerte, otros piden un referéndum. ¿Para qué? ¿Qué importa? Parece que preocupa la forma y no el fondo. Casi prefiero de no haya referéndum. De todas formas, la propuesta iba a tener un respaldo mayoritario. Ya me veo a Rajoy y Rubalcaba haciendo campaña juntos, hablando de casitas con deudas y explicando de forma muy didáctica qué pasará si no ponemos un límite.

No puedo explicar la tristeza que sentí al escuchar en TVE que iban a modificar la Constitución para limitar el gasto público. Tristeza por nuestros políticos, que cada día demuestran ser meros títeres del neoliberalismo; tristeza por los medios de comunicación tradicionales, que no pueden o no quieren preguntarse si de veras es una buena idea, que prefieren o se ven obligados a transmitir únicamente las palabras de estos políticos; tristeza por los ciudadanos, por los que ignoran el tsunami que se acerca, y por los que lo conocemos pero no sabemos qué hacer para pararlo.

Ya han ganado.

Actualización 28-08: Josep Borrell también escribe aquí en contra del techo de gasto

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Techo de gasto: última jugada

  1. Pingback: El futuro que nos espera (de la mano del PP) | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s