Rubalcaba, ¿el rojo?

Dice el refrán: prometer hasta meter; y después de haber metido, olvidar lo prometido. Estas palabras se refieren al sexo pero bien podrían aplicarse al discurso de Rubalcaba (ya sin Alfredo y sin Pérez) en su aclamación como candidato.

No me creo una palabra de su programa electoral. Así de sencillo. Quiere parecerse a Daniel Cohn-Bendit, Dani el Rojo, distanciarse de las políticas ejecutadas por Zapatero y presentarse como un verdadero socialista, alguien con voluntad de cambiar las cosas. Bullshit, dirían en las series de TV. Caca de la vaca, en su versión castiza.

imagen de Uly Martín para El País

Veamos algunas de sus propuestas “de izquierdas” (las de derechas ni las cito):

Recuperar el impuesto del patrimonio. Este impuesto fue suprimido por Zapatero en 2008. Según se dijo entonces, “la iniciativa ahorrará a alrededor de un millón de contribuyentes 1.800 millones de euros”. O, en otras palabras, el Estado dejará de ingresar 1.800 millones de euros. Ahora resulta que bajar impuestos no era de izquierdas. Rubalcaba ha admitido que este tributo afecta a los grandes patrimonios; para que de verdad paguen impuestos habría que empezar por suprimir las SICAV. De lo contrario, seguimos igual: los ricos no pagan impuestos.

Que cajas y bancos destinen parte de los beneficios a crear empleo. Muy loable. Pero ¿cómo van a hacerlo? Ningún Botín, ningún González,ningún Rato va a dar un euro de más al Estado; a lo sumo, de menos. En cuanto a las cajas, el Gobierno ya no tiene poder sobre ellas; ya no son cajas. ¿Quién las obligó a conventirse en bancos y perder así su carácter social? Una pista: fue la derecha. Rubalcaba también quiere asegurarse de que “los españoles no pierden ni un solo euro” y para eso no descarta dar (más) dinero a los bancos. ¿No sería mejor impulsar una banca pública?

Apuesta por una “nueva economía” centrada en energías renovables. De nuevo, difícil de creer. Durante los últimos años, el PSOE sólo ha puesto trabas a las energías renovables. Me temo que sólo es un intento más de boicotear a Equo.

Acabar con los paraísos fiscales y la corrupción. Bonitas palabras. Pero el PSOE también incluyó en sus listas para las municipales a personas imputadas en casos de corrupción. Y ya sabemos en qué quedó el asunto de las fortunas guardadas en bancos suizos.

En cualquier caso, me temo que Rubalcaba puede prometer la Luna si quiere. No tiene ninguna posibilidad de llegar a La Moncloa. Al menos, estaremos gobernados por un señor que admite ser de derechas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Rubalcaba, ¿el rojo?

  1. Gaius dijo:

    en general suelo estar de acuerdo con casi todo lo que cuentas, pero en este articulo te has equivocado en un detalle, Rajoy nunca ha admitido ser de derechas, a ellos les gusta autodenominarse de centro que queda mas cool y asusta menos a los que estuvieron jodidos durante el franquismo.
    como siempre, sigo esperando tus escritos. enhorabuena por el blog tan interesante ;)

  2. Pingback: Esto no es un debate | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s