El mundo en pocas manos

Es tentador pensar que el gobierno de Zapatero está acabado, que no puede impulsar ninguna medida, que sólo agoniza y que el PP está muy cerca. Así pretenden engañarnos tanto los de un bando como los del otro.

Los partidarios de Rajoy porque creen que haciendo del hipotético futuro un falseado presente, ese futuro se garantiza. Y los del PSOE porque quieren camuflar la deriva neoliberal de su cúpula, una deriva que incluye -como expliqué hace unas semanas- privatizaciones de importantes empresas públicas: AENA, Renfe, Correos y Loterías.

Como sabrán los que conocen este blog, estoy en contra de estas medidas. Creo firmemente en las empresas públicas; de hecho, me parece una interesada perversión del lenguaje denominarlas “empresas”. Las empresas son entidades privadas con ánimo de lucro. La sanidad, los transportes, la educación… no deberían serlo. Ciertos servicios tendrían que ser propiedad de todos, es decir, del Estado.

La derecha (la que se reconoce como tal y la que dice ser izquierda) argumenta que no dan beneficios: pero su objetivo no es dar beneficios, sino servir al conjunto de la ciudadanía. Después recurren a la maniobra de la eficiencia y el gasto. Los entes públicos son un pozo sin fondo, se gestionan mal y además no dan un buen servicio. Una junta de accionistas, dicen, dirigiría el asunto mucho mejor. Pero lo público y lo eficaz no es excluyente. Una muestra clara son los ferrocarriles británicos.

Durante el mandato de Margaret Tatcher, fueron privatizados; se dieron las mismas razones que se dan hoy en España. Prácticamente se regalaron a sus nuevos dueños. Pero las profecías de los neoliberales no se cumplieron: descendió la calidad de sus servicios, aumentaron los accidentes, se incumplieron los horarios, los accionistas se endeudaron, su valor en Bolsa cayó y año tras año, el Gobierno tuvo que subvencionar a estas empresas con más de 2 mil millones de dólares. La situación no mejoró y, 20 años después, Tony Blair tuvo que recomprar los trenes.

Es decir: el Estado vende barato un servicio público, la mano privada (lógicamente) piensa sólo en beneficios, el servicio se deteriora, el Estado ayuda a que no quiebre y, finalmente recupera el servicio pagando una cantidad desorbitada. ¿Quién gana? Los de siempre ¿Quien pierde? El conjunto del país.

Aunque el caso de los trenes británicos no es una excepción, todavía hay muchos que se creen el cuento.

Viñeta de El Roto

Pero si privatizar un servicio deficitario es una mala idea (pensando en términos de bienestar ciudadano), privatizar una empresa que da beneficios es ya actuar con alevosía. Leo en el blog de Alberto Garzón que el presidente de Loterías “expuso más de una decena de razones para invertir en Loterías, entre las que se encuentran que es una “empresa conocida, apreciada y cercana”, que es “líder en la generación de resultados netos”, tiene unos “beneficios estables” y dedicará un “alto” porcentaje a dividendos, los cuales además se estudia repartirlos mensualmente”.

¿Qué sentido tiene privatizar Loterías, una empresa con beneficios? ¿Acaso no necesita el Estado ese dinero? Según Elena Salgado, el objetivo es aumentar la eficacia de la empresa. Sin embargo, ¿de verdad nadie sabe gestionar de forma razonable los servicios públicos? ¿Acaso no está para eso el Gobierno y la Administración?

En realidad son todo excusas. O quizá se lo creen; todavía no puedo entender cómo piensa un neoliberal. Pero algo sí tengo claro: a este paso, privatizarán el aire que respiramos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s