La sinrazón de las víctimas

En el informativo de TVE de este domingo hemos podido escuchar una frase cien veces repetida y cien veces falsa. Una frase paternalista y demagógica al mismo tiempo. Una frase que lleva a la anulación de la reflexión y conversación de igual a igual antes de su inicio.

La ha pronunciado Javier Arenas, pero no es el único que la ha pronunciado en los últimos 20 años. La frase en cuestión es ésta: “Las víctimas siempre tienen razón”.

Las víctimas (se entiende del terrorismo; pero sólo del de ETA, al parecer) son personas, y como tales unas veces tienen razón y otras no. La infalibilidad no existe.

Los padres de niños pequeños suelen darles la razón como si fueran tontos. También a muchos ancianos se les dice “Sí, sí”. Más por hacerlos callar que por estar de acuerdo con lo que dicen.

Quizá con ella pretendan ganar votos, pero serán sólo los de las víctimas. El resto, ¿no tenemos razón?

Si una parte de la ciudadanía, si las víctimas (pero sólo las de ETA, insisto; y me atrevería a decir que no todas) están en posesión de la verdad, ¿cómo se puede llegar a ningún acuerdo? ¿Cómo tratar de convencerles de que, a largo plazo, un “alto el fuego general y permanente”, es mejor que 40 mil personas sin derecho a voto ni representación? ¿Cómo empezar a explicar que Sortu no es ETA, que Egunkaria no es ETA, que el propio euskera no es propiedad de ETA?

Cuando los políticos y la caverna mediática dan un altavoz tan grande como el de ayer (y otras muchas veces) a las víctimas, no sólo dejan que expresen su dolor y sus deseos. También las manipulan, las usan, las pervierten.

Es muy peligroso hacer caso a las víctimas. Suena duro, pero no están en condiciones de hablar ni escuchar. Su dolor se lo impide. Hay que compadecerlas (esto es: compartir su dolor; no tiene sentido peyorativo), pero nada más.

Si mañana ETA matara a un familiar o un amigo, lo único que querría es que ese terrorista se pudriera en la cárcel. Literalmente. O quizá que me dejaran a solas con él/ella en una celda; él/ella atado de pies y manos y yo armado de un arsenal de tortura.

Por eso, porque mi rabia me encegaría, mi opinión no sería válida. Podría tenerse en cuenta, podría pasarse por alto ciertas salidas de tono y extralimitaciones; pero no se me debería dar la razón. La paz o como se le quiera llamar, debe ser lograda por las víctimas, pero también a su pesar. Al pesar de algunas, al menos. Sí, la vida es injusta.

(La idea de este post la desarrolló, con mucho más estilo, el fallecido Javier Ortiz:

Las víctimas del terrorismo -no podía ser menos- suscitan una enorme simpatía en la inmensa mayoría de la población. Pero eso no quiere decir que sus opciones políticas sean siempre acertadas, ni autoriza a nadie a parapetarse detrás de ellas para no tener que justificar sus propias ideas y sus propios actos.

Siempre es bueno recordarle)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La sinrazón de las víctimas

  1. Creo que tienes razón. Y ese estrategia de “estás con nosotros o contra nosotros” es de nuevo la cantinela que pretende convertir este país en las famosas, pero ya más míticas que reales, “dos Españas”.

    No sé si Sortu debe legalizarse o no. Sé que la desconfianza es comprensible. Pero también es claro que, antes o después, la izquierda abertzale volverá al redil de la democracia. Tiene que ser así.

    La política no se debería hacer con emociones. Hay que tener en cuenta las pasiones, sin duda, pero deberíamos recordar que nuestra inspiración deberían mirar hacia aquellos filósofos del XVIII, los racionalistas, precisamente.

    Yo comprendo y hasta puede empatizar con el dolor de las víctimas. Igual que empatizo con el dolor de los padres de Mari Luz o de Marta del Castillo. Pero, de igual modo, puede no estar de acuerdo con sus decisiones y sus posturas, en torno a cómo han dejado que la prensa explote el espectáculo.

    Eso no me hace un cínico, creo, ni una mala persona. Comprendo su dolor, pero eso no significa que les tenga que dar la razón.

  2. Aparte, me cansa y molesta ese uso y abuso de la bandera española, como si el símbolo fuera sólo de unos, y el resto fuéramos contraespañoles. También es mía, la bandera española, la constitucional, y no tienen derecho a ondearla a modo de símbolo que se identifique en exclusiva con sus posturas.

    Y todo esto, y ahí está lo más irónico, en un momento en el que ETA lo tiene bastante crudo, y en el que la policía no deja de actuar. ¿Exactamente, estos de la manifestación, qué más quieren?

    Si odian a los socialistas, oigan, que algiien les informe: en democracia, el ciudadano puede votar. Que voten. Pero, sean 10.000, 20.000 o 50.000, un gobierno tiene que tener en cuenta a TODOS los ciudadanos, y no sólo a una porción. Sean víctimas o no.

  3. Yo dijo:

    El momento en que uno se convierte en víctima está más o menos claro. Sin embargo la pregunta que se me suscita es ¿hasta cuando, o en qué facetas de la vida uno mantiene su condición de víctima? o, lo que es más importante, dicha condición ¿le confiere algún tipo de superioridad moral sobre sus semajantes?

    Cuando compran el pan, ¿son víctimas? Cuando echan unas cañas, ¿lo son? La respuesta es clara: lo son, pero es irrelevante. Pues del mismo modo tendría que ser irrelevante su condición a la hora de emitir sus opiniones y juicios sobre cualquier tema; en particular sobre política.

    Aún diré más. En este caso, así como en otros de naturaleza diferente (Mari Luz, etc…) suelo desconfiar de aquellas personas que hacen ostentación de su dolor y que lo pasean – a veces diría que utilizan – por doquier. Me parecería más razonable desde un punto de vista ético que las víctimas se lanzaran clamando venganza sobre los asesinos que el hecho de que pretendan arrogarse la capacidad de emitir juicios válidos sobre el tema.

  4. Pingback: Contra “Indignaos” | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s