Lo importante

Anoche la comunidad tuitera disfrutó de unas horas de indignación a cuenta de la decisión de los europarlamentarios de mantener sus vuelos en business. Vaya por delante: me parece una irresponsabilidad y una muestra de soberbia hacia el resto de los ciudadanos. También puede ser la gota que colme el vaso de nuestra paciencia.

Pero es sólo eso: una gota.

Yo soy un firme defensor de que los representantes políticos deben cobrar bien. Tanto que no se sientan tentados a aceptar sobornos, ni a vender su voto por cuatro duros, ni a recalificar terrenos para un amigo. Así que no me preocupa mucho que viajen en turista o business. Es sólo un símbolo. Potente, pero un símbolo.

No quise comentar nada en twitter, de la misma forma que no he querido dar publicidad a ese extraño movimiento denominado No les votes. Coincido con sus planteamientos, pero creo que se indignan por las razones equivocadas. Ahora parece que han abierto el abanico de quejas y no se centran en la ley Sinde, pero su origen fue ése. Creo que hay muchos más motivos para no votar al PPSOE que una norma diseñada para cortar internet si uno descarga contenido protegido por copyright.

Parecido ocurre con los eurodiputados. Existe un consenso en calificarlos como los más privilegiados entre los privilegiados, por encima de controladores aéreos y prejubilados. Y así, cualquier medida que tomen será examinada con lupa y criticada. Pero ¿no debería hacerse eso siempre?

No. Va a oleadas. Ésta es la semana de los eurodiputados; la siguiente la de los profesores; después vendrá el turno de los médicos o de los enfermeros; quizá, para verano, sea el momento de criticar a los guardacostas.

Es notable que siempre se critique a trabajadores públicos. Parece sean ellos los culpables de la crisis, los que dilapidan el dinero de los contribuyentes, los que han contribuido a aumentar el número de parados… Supongo que el grueso de la ciudadanía entiende que, al cobrar de lo que el Estado recauda, de algún modo “les pagamos nosotros”. Pero se olvida que, en última instancia, todos pagamos a todos. El del estanco cobra de los que fuman, el carnicero de os que comen carne, el camarero del Vips de los periodistas que comemos allí, el camarero de la terraza de las señoras que dejan a sus hijos en el colegio… Nunca se culpará a estos colectivos de nada (y mejor, no se piense mal).

Quizá la crítica debiera dirigirse hacia los bancos, verdaderos responsables de tantas desgracias. Pero son demasiado poderosos.

Entiendo la indignación por el asunto de los vuelos, pero me da la impresión de que no es más que una válvula de escape de una rabia mayor. Vamos dejando que fluya cada pocos meses, cada vez contra un colectivo diferente, y así no estalla. Pero quizá debiéramos guardarla y esperar a no poder más, soltar toda nuestra fuerza de golpe y tratar de cambiar las cosas. De lo contrario, no es más que pataleo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Lo importante

  1. Linger dijo:

    Tienes razón, pero mucha de la indignación era para divertirse. Si es que los pillaron al vuelo…

  2. mohorte dijo:

    Muy de acuerdo.

    Especialmente en lo tocante a no les votes. A mí particularmente me molestó lo de los vuelos en primera pero porque los políticos demostraron que, a pesar de todo, siguen muy alejados de la realidad (a ver si hoy saco tiempo para hablar de ello en mi blog).

    No les votes se indigna del modo equivocado. Lo hace de un modo radical y señala con el dedo a quien ellos consideran mínimamente sospechoso de poder votar a PSOE o PP. Ese no es el modo de conseguir que la ciudadanía deje de votar a los dos grandes partidos: la amenaza es infinitamente menos útil que la educación, las propuestas y poner de manifiesto los errores de los partidos. El hashtag #nolesvotes de Twitter se ha convertido en un gallinero de radicales que no parecen reflexionar demasiado sobre los motivos que llevan a gran parte de la gente a dejar de votarles. Simplemente se agarran a una tendencia dominante y con ella hasta el final.

    Y eso es hacer lo mismo que los votantes radicales del PSOE o del PP.

  3. Yo dijo:

    A mi me dan ganas de votarles simplemente por el hecho de que haya gente que se empeñe en decirme que no les vote… que me dejen hacer lo que yo decida.

    Sobre lo de los vuelos… yo directamente haría que se lo pagaran de su bolsillo que ya cobran bien y además, cuando aceptan el cargo, ya saben donde esta el Parlamento europeo… Joder, yo tengo que venir a Teruel y no me pagan los desplazamientos… ya sabía que tendría que desplazarme cuando firmé mi contrato.
    De todos modos hay que entenderlos, pobrecicos, la propuesta fue de comunistas noruego-portugueses que, como todos sabemos son peores que los zombies de The Walking Dead.

  4. Comprendo en parte lo que dices: a ratos, también me cansan los “seguidores” del gurú de turno del “no les votes”. Pero, aunque sus argumentos sea un tanto simples, al cabo esa simpleza tiene algo o bastante de verdad. No por lo de los vuelos, por supuesto. Es por todo. Es porque conozco a mucha gente en paro, a mucha juventud agobiada o que ya ha renunciado a hacer planes de futuro y vivir al día como mileuristas, agachando la cabeza, por miedo.

    Tal vez lo de los vuelos sea una anécdota, pero para que esa rabia estallara contra los bancos algún medio (o un buen wikileaks español) debería sacar algún dato obvio, comprensible para todos (las tablas y gráficos son demasiado abstractos) que causara la indignación que la banca se merece.

    Aparte, me ha hecho gracia esa reflexión que has hecho sobre los controladores. Yo, en su momento, también la pensé, de forma similar. Primer los controladores, luego los cantantes/SGAE/cine español… Ya vendrán otros. Pura demagogia. Nadie protesta porque gente con dos carreras ponga cafés, y gente sin cualificación gane 1000 euros y en negro.

    Vamos, que las cosas son complejas, sin duda. Pero la rabia… La rabia creo que está justificada.

  5. Pingback: Dos reflexiones sobre el 22M | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s