En España no hay torturas ni malos tratos (¿verdad?)

Julio de 2001

La Audiencia de Vizcaya condena a siete guardias civiles por delitos de torturas cometidos durante una operación contra ETA en Amorebieta en 1980. Deberán pasar en la cárcel entre 4 meses y 1 año y medio. El Tribunal Supremo rebaja las condenas en 2004.

Enero 2004

El relator especial de la ONU, Theo van Boven, presenta un informe en el que sostiene que “aunque la tortura y los malos tratos no son sistemáticos en España, el sistema de detención permite en la práctica” que ocurran hechos de ese tipo. Señala que la tortura tiene lugar especialmente “en relación con personas detenidas en régimen de incomunicación por actividades asociadas a delitos de terrorismo. Define la práctica de la tortura como “más que esporádica”.

Febrero 2003

Martxelo Otamendi, director de Egunkaria, denuncia torturas durante su detención. Junto con otros directivos del periódico, Otamendi es acusado de formar parte del conglomerado empresarial controlado por ETA.

Febrero 2003

Arnaldo Otegi, todavía parlamentario, dice ante la prensa: “¿Cómo es posible que [líderes políticos vascos] se fotografíen hoy en Bilbo con el rey de España cuando el rey de España es el jefe supremo del Ejército español, es decir, el responsable de los torturadores y el que protege la tortura e impone su régimen monárquico a nuestro pueblo por medio de la tortura y la violencia?”

Diciembre de 2005

El Tribunal Superior condena a Otegi a un año de prisión: califica sus declaraciones de “injurias al Rey”.

Junio de 2007

Los Mossos d’Esquadra acumulan 6 denuncias por malos tratos en la comisaría de Les Corts. Las cámaras instaladas graban lo que sucede en las salas de interrogatorio.

Noviembre de 2007

Amnistía Internacional publica un informa llamado Sal en la herida. En él, sostienen que en España la tortura y los malos tratos de personas detenidas a manos de agentes encargados de hacer cumplir la ley es una práctica extendida y persistente. Manifiesta su preocupación por esta situación, y critica la impunidad de que disfrutan muchos agentes de policía en relación con estos delitos.

El informe documenta agresiones, insultos y amenazas que les han causado sufrimientos psicológicos, lesiones graves y, en algunos casos, les han costado la vida. La investigación concluye que España no toma medidas para prevenir la tortura ni garantizar justicia para las víctimas.

Enero de 2008

Las fuerzas de seguridad encuentran en poder de los miembros de ETA Igor Portu y Mattin Sarasola un documento titulado “Haciendo frente a la detención, segundo volumen”. En él, se sugiere a los etarras detenidos denunciar que “todo lo declarado en dependencias policiales es mentira. Son declaraciones hechas bajo tortura”.

Noviembre de 2008

La Audiencia de Barcelona condena a dos Mossos d’Esquadra a a seis años de cárcel por el trato “cruel en exceso, brutal y salvaje” que infligieron a un ciudadano de origen rumano. Los agentes lo confundieron con un ladrón.

Marzo de 2009

Los Mossos dEsquadra cargan contra los estudiantes anti-Bolonia en Barcelona. Hay 81 heridos.

Diciembre de 2009

Un informe elaborado por la Comisión de Ayuda al Refugiado destaca “evidencias graves de malos tratos y torturas en los centros de internamiento de extranjeros de Valencia y Madrid”. La investigación también denuncia el hacinamiento en las celdas y la falta de asistencia jurídica.

Asimismo, constata la ausencia de inodoros, que obliga a los internos a usar botellas de agua vacías por la noche para hacer sus necesidades por la noche; la falta de intimidad en los baños; la imposibilidad de los internos de tener acceso directo al fiscal o al juez; y la existencia de celdas de aislamiento, pese a no ser un centro penitenciario.

Abril 2010

La Audiencia Nacional sentencia que los procesados por el caso Egunkaria no tienen relación alguna con ETA. Los magistrados critican al juez instructor que relacione “todo lo que tenga que ver con el euskera y la cultura en esa lengua” con la banda terrorista.

Diciembre de 2010

La Audiencia de Guipúzcoa condena a cuatro de los guardias civiles que participaron en el operativo que detuvo a los autores del atentado de la T4 Igor Portu y Mattin Sarasola. El tribunal los condena por torturas graves y lesiones. Les impone penas de cárcel y 8 años de inhabilitación absoluta.

La sentencia constata que los guardias civiles insultaron gravemente, amenazaron de muerte y golpearon a ambos detenidos. Los hechos sucedieron en los mismos vehículos policiales en que los trasladaban y continuaron durante los cinco días de incomunicación que permite la legislación antiterrorista.

Marzo 2011

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España por violar la libertad de expresión de Arnaldo Otegi. La sentencia afirma que las declaraciones “no son un atentando personal gratuito contra la persona del Rey, ni cuestionan su vida privada o su honor personal”.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Abre los ojos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a En España no hay torturas ni malos tratos (¿verdad?)

  1. Eduardo dijo:

    Leyendo tu artículo no entiendo por qué las bandas del este de europa vienen a España para delinquir ya que aqui la policia “ni te toca”.
    En España NO HAY TORTURA es algo sencillo de entender que solo puede ser puesto en duda o bien por el desconocimiento o por la mala fe. Más aún, en los (pocos) casos en los que ha habido abusos (que no torturas) infringidos particularmente por funcionarios encargados en hacer cumplir la ley, la justicia los ha castigado DURAMENTE.
    Por otra parte, la indemnización (sin haber cumplido un solo día de carcel) al “hombre de paz” por llamar torturador al Rey me hace pensar en que dirá el tribunal de los derechos humanos a Dinamarca respecto a Lopez Uralde.
    Por último, una pregunta, ¿Qué es más tortura? vivir amenazado de que te peguen un tiro en la nuca o utilizar la fuerza suficiente y necesaria al detener a un delincuente.

  2. Pingback: ¿Hay tortura en España?

  3. oihane dijo:

    Está claro que no van torturando a cualquier ladron que se detenga en España. La necesidad que tiene el gobierno de sacar algo de los supuestos etarras, hace que se les vaya de las manos. Si los ataques se producen en el coche y en las dependencias policiales, no estan empleando la fuerza para DETENERLES, no te confundas.
    Porque no se ponen camaras ?? Porque sino no podrian interrogar como ellos desean.

  4. Chorche dijo:

    Y solo hablas de los vascos. Los Mossos d’Esquadra tienen un par de sentencias por malos tratos en comisaria. Muchos arrestados comunes son maltratados (y se de lo que hablo). Los inmigrantes ilegales son tratados, en el mejor de los casos, como personas de tercera. Los “suicidios” y “lesiones autoinfringidas” son habituales… No es generalizado, desde luego, y es mucho peor en cualquier dictadura, pero la sola presencia de estos casos debería alarmar a la “siempre democrática España”.

  5. Yo dijo:

    La última frase de Eduardo es peligrosa porque con leves modificaciones sirve para ambos “bandos”.
    Hay una diferencia sustancial: unos son asesinos, otros deben defender el orden y la legalidad.
    No dudo de que cuando detienes a un tío que sabes que ha matado a gente que posiblemente ha matado a algún conocido o compañero tuyo debe ser difícil contenerse. Estoy seguro de que las ganas de darle (como mínimo) una paliza son muy grandes… pero no es admisible que un policia caiga en eso. Por eso, si lo hacen, me parece bien que sufran las consecuencias. Un policia debe ejercer su labor, punto. Si es incapaz debe dejar ese trabajo.

    Por cierto Chorche, aunque sea un poco pedante… se dice autoinfligidas… infringir e infligir son cosas bastante diferentes.

  6. Chorche dijo:

    Cierto es, “yo”. Me dejé llevar por la marea. Lo copiaré mil veces! :)

  7. Eduardo dijo:

    Parece que estamos haciendo tres categorias: Las dictaduras (tortura generalizada), España (tortura habitual) y el resto del mundo civilizado (monjitas cistercienses).
    No se puede juzgar al conjunto de policias o funcionarios de prisiones por cuatro tipejos que se puedan extralimitar en sus funciones, la diferencia entre tortura y abuso (que existe en España y en todo el mundo) está en que la primera está permitida y protegida por el estado (ejemplo, en eeuu hay tortura) mientras que la segunda la ejerce el funcionario en (in)cumplimiento de sus funciones.
    Un detalle mediático si en España hubiera tortura ya sabriamos donde está Marta del Castillo.
    Por último, recomiendo la lectura del artículo “Sobre violaciones y fascistas” de Perez Reverte publicado el 21/02/2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s