El tsunami del bipartidismo, 2ª parte

¿Cómo podemos librarnos del bipartidismo del que hablaba en el anterior post? Es fácil: sólo hay que cambiar la primera frase del párrafo segundo del artículo 68 de la Constitución. Dice lo siguiente:

La circunscripción electoral es la provincia. Las poblaciones de Ceuta y Melilla  estarán representadas cada una de ellas por un Diputado. La ley distribuirá el  número total de Diputados, asignando una representación mínima inicial a cada  circunscripción y distribuyendo los demás en proporción a la población

Me explico. (A partir de ahora hablaré de Elecciones Generales).

Los sistemas electorales constan de 3 elementos: circunscripción, fórmula y barrera mínima. En España la barrera se sitúa en el 3% y la fórmula para traducir votos en escaños es la representación proprocional, a la que se añade la d’Hont. A menudo se ha argumentado que esta fórmula es la causa de la desviación de los votos. Esto es falso.

Siempre que se utilice el sistema proporcional y no el mayoritario (que sí se adopta para las elecciones al Senado), la fórmula y la barrera no son relevantes. La clave está en la circunscripción. Veamos un ejemplo.

A la provincia de Huesca le corresponden 3 escaños: dos vienen de serie (lo dicta la Constitución), y el tercero viene dado por su población. Es decir, los votantes de Huesca envían 3 personas al Congreso de los Diputados. En las elecciones de 2008, los resultados fueron:

  • PSOE – 47’43% de los votos – 2 escaños.
  • PP – 37’80% de los votos – 1 escaño.

Así pues, los 3 escaños con los que cuenta Huesca se repartieron entre el PP y el PSOE. Y sólo fue utilizados el 85% de los votos. ¿Adónde fue a parar el 15% restante? A la basura.

Y lo mismo sucede en el resto de provincias.

El resultado global es que los partidos que se presentan en todas las provincias pero no ganan en cada una de ellas, pierden escaños en el reparto. Y aquellos que sólo se presentan en una comunidad autónoma suelen tener más escaños que los que realmente merecen. Por eso Izquierda Unida tiene menos escaños que PNV o CiU.

Éste es el caso más paradigmático. Pero sucederá lo mismo con UPyD y Equo en 2012. El sistema está diseñado para los ganadores.

El BNG propuso que la circunscripción fuera la Comunidad Autónoma. Pero es dejar el problema a medias. La solución está en utilizar una circunscripción única. Al fin y al cabo, son Elecciones Generales. Este sistema no se un invento mío: se usa en Holanda, en Israel y en las elecciones al Parlamento Europeo.

¿Qué sucedería entonces? ¿Cómo sería el reparto final de escaños si sólo hubiera una circunscripción, que abarcara todo el territorio español?

Si la circunscripción fuese única, entonces la mayoría de esos votos que se quedan ahora en el tintero contarían. La proporcionalidad sería más real. Habría menos desviación entre votos y escaños. Y más democracia.

En las elecciones de 2008 IU sacó un 3’8% de los votos, pero obtuvo 2 escaños. Con una circunscripción única ahora tendríamos a 13 diputados de IU en el Congreso.

A esto hay que añadir el factor esperanza. Hoy por hoy, miles de votantes se resignan a que su papeleta no sirva para nada. Pero ¿cuántas personas no votan a Izquierda Unida porque saben que es un gesto inútil? Si todos los votos contasen igual, si supieran que tienen las mismas posibilidades que un votante del PP o del PSOE, ¿cuántos se animarían?

¿Cuántas recortes se hubieran aprobado con la oposición de 13 diputados de IU? ¿Dónde estaría la Ley Sinde?

Muchas veces se habla de reformas, pero se olvida la principal. Cambiemos la circunscripción y cambiaremos España.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esto no puede seguir así, Ideas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a El tsunami del bipartidismo, 2ª parte

  1. narbona dijo:

    Muy bueno el artículo. Claro como el agua. Bien explicado. Te felicico.

  2. @E_Robles1 dijo:

    Muy bien explicado, pero entonces las comunidades autónomas con menor población se vería completamente fuera del parlamento, ¿que representación parlamentaria tendrían La Rioja o Canarias por ejemplo? de esta formas sólo saldrían beneficiadas la CCOO con mayor población y serían las que gobernarían el país, ¿justo? en parte, ¿pero y las comunidades pequeñas?

    Creo que lo mas justo son listas abiertas pero garantizando una mínima representación por cada CCOO.

  3. Pingback: El 20N votaré a Equo | Viajero a Itaca

  4. Pingback: Los pequeños partidos | Viajero a Itaca

  5. Pingback: Equo: el día después | Viajero a Itaca

  6. Pingback: Divide y vencerás | Viajero a Itaca

  7. Francis dijo:

    Estoy de acuerdo con la circunscripción única. No sólo porque en el reparto matemático resulte más justo, sino por coherencia con el funcionamiento mismo del Congreso de los Diputados. Esta cámara no funciona como una cámara territorial (en principio, esa es la función del Senado) con lo que no tiene sentido que los electores participen por territorios o que los Diputados sean elegidos en cada territorio.

    El reparto territorial de diputados lo tendrían en cuenta los partidos al configurar sus listas electorales. Si quieren ser votados en la zona de Cádiz, probablemente pongan un candidato gaditano relevante que atraiga el voto de sus coterráneos. Y eso evitaría otras situaciones incomprensibles, como que Rubalcaba se presentase en 2008 por la provincia de Cádiz, siendo él Cántabro y residente en Madrid.

  8. Pingback: Los mejores posts de 2011 en Viajeroaitaca | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s