El tsunami del bipartidismo

Así denominó Gaspar Llamazares al resultado de las Elecciones Generales de 2008. Hubo mucha mofa con la expresión, pero tenía más razón que un santo.

Esto del bipartidismo viene de lejos, de la Restauración. Para aquellos que ha olvidado las clases del bachillerato, fue un tiempo marcado por una cierta estabilidad, una corrupción generalizada basada en el caciquismo del que habló Joaquín Costa y una alternancia en el poder de los dos principales partidos.

Una situación muy similar a la actual. Esta etapa terminó en la II República; todavía hay esperanza.

Ahora ya no existe el Partido Conservador ni el Partido Liberal, dos formaciones basadas en las ventajas de pertenecer a ellas, más que en la militancia pura. Pero tenemos al Partido Popular y al Partido Socialista Obrero Español. Ninguno hace honor a su nombre. Los militantes han dado paso a los políticos de carrera y se reparten los tiempos en La Moncloa como si fuera el hijo de padres divorciados.

Dicen que hay alternativa. Falso: hay alternancia. No es lo mismo.

Hoy por hoy, ningún otro partido tiene posibilidades reales de ganar las elecciones. y a los pocos que se atreven a intentarlo les ponen todas las trabas posibles.

El último ejemplo lo hemos visto en esta vergonzosa entrevista a Juan López de Uralde, promotor de Equo. Esta formación pretende participar en las elecciones de 2012 con un discurso verde.

El País, sin embargo, ha recibido muy mal la propuesta. Éstas son algunas de las preguntas del periodista. Hay varias repetidas, no es error mío. El periodista insistió una y otra vez en lo mismo, a pesar de que Uralde respondió a la primera.

Hasta ahora, en España, los partidos verdes no han sido más que apéndices de otros. Llega uno nuevo con más de 20 años de retraso respecto a Europa. ¿Por qué siempre llegamos tarde?

Bien, pero ustedes tienen un problema grave. A la hora de desenvolverse en las ONG se mueven en un espacio definido. Pero la política es algo más amplio. ¿Qué engloba el pensamiento verde, aparte de la ecología y la preocupación por el medio ambiente? ¿Dónde quedan la educación, la sanidad, la política exterior?

¿Pero desde la derecha o la izquierda?

De acuerdo. Pero insisto: educación, sanidad, política exterior. ¿Qué proponen?

Ya. Otra vez: sanidad, educación… Me parece que van a tener que descender a discursos más concretos.

Su primera prueba de fuego serán las próximas generales. Hay decepción en la izquierda. ¿Creen que ahí pillarán cacho?

¿Y ahí es donde piensan pillar cacho?

¿De qué estamos hablando? De entrar en el Parlamento, ¿no? Déjese de idealismos y de términos políticamente correctos.

Otra maldición que pesa sobre el ecologismo es esa sensación de estrechez moral. No fumes, no bebas, no ensucies. Eso, sobre todo a los jóvenes, les choca. ¿Cómo se transforma?

¿El vegetarianismo es evolución o degeneración? El hombre, no olvidemos, es carnívoro.

Pero donde esté un buen chuletón… oiga, usted, como vasco.

Ese activismo ¿de dónde le viene siendo un chico de tan buena familia?

Pero ¿qué se consiguió (en Dinamarca, donde fue arrestado durante la cumbre del clima), más allá de hacerse notar?

¿Y quién no va a por la foto? No seamos hipócritas.

 

¿De dónde viene esa agresividad? ¿Habría hecho lo mismo si se hubiera tratado de un socialista o un pepero? ¿Tanto miedo tienen a que Equo robe votos al PSOE y PRISA se hunda definitivamente sin su apoyo?

Los medios de comunicación, está claro, son partidarios absolutos de este bipartidismo. O, más bien, de mantener el status quo. En internet, sin embargo, se percibe una creciente desconfianza hacia eso que llaman “PPSOE”. Es decir, una misma ideología repartida en dos formaciones, la clave para ganar siempre.

La pregunta inevitable es: ¿hasta qué punto este bipartidismo de facto no desvirtúa la democracia? Hay elecciones, sí, pero no todos tienen las mismas oportunidades. Siempre ganan los mismos. Los unos o los otros. Pero nunca aquellos.

Hay una forma de romper este bipartidismo. Es simple, pero al mismo tiempo complicada. Hablaré de ella en el siguiente post.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esto no puede seguir así, Política y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El tsunami del bipartidismo

  1. Pingback: Tweets that mention El tsunami del bipartidismo | Viajero a Itaca -- Topsy.com

  2. Yo dijo:

    ¿Soy el único que ve en el segundo párrafo la descripción exacta de nuestra situación actual?

  3. Hola… Pues me alegro mucho de leer lo que has escrito, pues cuando leí la entrevista, tuve una sensación no muy agradable sobre el periodista… Es tan difícil mantenerse al margen si no vas a apoyar!!!! Fuerza a Equo y a todos los que desde donde pueden hacen “algo” para que cambien las cosas, porque esto no puede continuar así.

  4. narbona dijo:

    Pues esto de no saber qué hacer exactamente para que tu voto: ni se pierda, ni le sirva a tu enemigo, ni sea objeto de interpretación errada…. etc.

    Afina la puntería sobre qué hacer para que tu voto de izquierda auténtica vaya donde tiene que ir y no a otro lado.

  5. Pingback: El tsunami del bipartidismo, 2ª parte | Viajero a Itaca

  6. Eduardo dijo:

    Con lo diferente que pensamos y lo de acuerdo que estamos en este tema.
    Es obvio que en este país existe partitocracia prima hermana de la que habia a principios de siglo.
    No obstante, lo que me apena es que nos encontramos en que los lobos cuidan de las ovejas y no cambiarán una ley que les beneficia de una manera tan aberrante.

  7. Pingback: Los pequeños partidos | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s