No era esto

Pienso en la actual situación de España y me viene a la cabeza el discurso que escribió Adolfo Aristarain para Martín Echenique

Argentina es un país donde no se puede ni se debe vivir. Te hace mierda, si te lo tomás en serio, si pensás que podés hacer algo para cambiarlo, te hacés mierda. Es un país sin futuro, es un país saqueado, depredado y no va a cambiar; los que se quedan con el botín no van a permitir que cambie.

La Argentina no es un país, es una trampa. Alguien inventó algo como la zanahoria del burro: “puede cambiar”, la trampa es que te hacen creer que puede cambiar. Lo sentís cerca, ves que es posible, pero es una utopía, es ya, mañana, y siempre te cagan.

Vienen los milicos y matan 30.000 tipos. Hoy viene la democracia y las cuentas no cierran, y otra vez a aguantar y a cagarse de hambre y lo único que podés hacer, lo único que podés pensar es en tratar de sobrevivir o de no perder lo que tenés. El que no se muere, se traiciona y se hace mierda. Y encima te dicen que somos todos culpables.

Son muy hábiles los fachos, son unos hijos de puta, pero hay que reconocer que son inteligentes. Saben trabajar a largo plazo.

Recuerdo también lo que me dijo hace 10 años un inglés afincado en España desde los años 80. Él se consideraba un exiliado político: había huido de Margaret Tatcher. Me dijo que esa mujer había destruido su país, su economía, su solidaridad, sus esperanzas. Entonces pensé que era un exagerado. Hoy ya no lo pienso.

Y me acuerdo de él cuando pienso en los amigos que este año han emigrado a Londres, en busca de un futuro. Jóvenes cercanos a los 30 con una licenciatura, un máster, un par de idiomas y muchas frustraciones bajo el brazo. Jóvenes sobradamente preparados, nos llamó una agencia de publicidad.

Hace tiempo que nuestra generación ha asumido que vivirá peor que nuestros padres. Pero ¿cuánto peor?

No era esto, presidente. Cuando te votamos hace 6 años no queríamos mentiras, giros a la derecha, cobardía ni resignación. Yo voté a un hombre valiente, cercano, decidido. Yo voté a un hombre de izquierdas. Pero ahora tenemos un Gobierno actúa por miedo, que gira a la derecha según la voluntad de los mas ricos de planeta, que levanta los hombros y dice “es lo que toca”.

Como dice José Luis Prieto, “Este Gobierno no es el del Programa Electoral que voté. Me apeo.”

Lluis Llach – Companys, No Es Aixó

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esto no puede seguir así, Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No era esto

  1. Yo dijo:

    Lo curioso es que aún haya gente que se crea los programas electorales… bendita inocencia.
    La peor conclusión a la que llego viendo a lo que se encamina el mundo es pensar que soy gilipollas: elegí el bando de los perdedores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s