¿Qué hay detrás de la crisis de los controladores?

Ayer por la noche, cuando el asunto #controladores estaba en su pleno apogeo, escribí el siguiente tweet:

Tengo muchas dudas. Por una parte, es un chantaje; por otra, es la vía libre al Gobierno para privatizar AENA

Hoy, a medida que conocía los puntos de vista de los controladores y se sucedían los puñetazos en la mesa y las declaraciones del Gobierno, me he ido inclinando cada vez más hacia los trabajadores (sin estar plenamente de acuerdo con ellos: no son formas).

Estos son los artículos que me han hecho cambiar de opinión.

  • Un controlador explica el origen remoto de esta crisis
  • Otro controlador protesta ante el trato que se da a su profesión.
  • Un guionista español atrapado en Londres imagina que esto fuera una película.

Dicen cosas que no escucharán en TVE, CNN+ ni leerán en El País. Es otra versión de la crisis.

Una crisis en la que son muy importantes los nombres, los adjetivos, las formas y los tiempos. Sólo analizando el tratamiento dado por prensa, gobierno y opinión pública podremos juzgar esta situación con independencia de criterio.

Para empezar, como en la anterior huelga general, y en todos las protestas de trabajadores, se presta más atención a las consecuencias que a las causas. Es decir, los medios gastan minutos y páginas en reproducir las quejas de ciudadanos (muchas veces elegidos a conciencia) que en explicar las razones de la huelga. Porque una cosa está clara: nadie va a la huelga por capricho. Es un asunto muy serio, con graves consecuencias y sólo se recurre a este derecho cuando las condiciones de trabajo son malas.

¿Era esto, sin embargo, una huelga? Yo diría que no; como mucho, encubierta. Quizá debieran haber utilizado su derecho para ejercerla según la Ley.

En cualquier caso, encubierta o no, la protesta no se diferencia de las anteriores. Y siempre se pone a la “opinión pública” en contra del trabajador. No hay más que recordar la huelga de Metro de Madrid o la huelga general. Parece que la ciudadanía no entiende o no quiere entender que sin perjuicio no hay protesta que valga. Sólo así se logra la atención de los medios y el gobierno.

Lo que sí hay de diferente en esta ocasión es la respuesta del Ejecutivo. La respuesta y la pregunta, más bien. Pues los paros de los controladores son la reacción a un decreto aprobado por el Consejo de Ministros en el que se modificaba las horas trabajadas. A día de hoy, muchos han cumplido todas sus horas anuales, pero con este decreto les obligan a trabajar más. Esto, en vísperas de puente, yo lo considero una provocación.

Una chulería infantil, o un paso bien estudiado hacia la privatización de AENA. Sin ánimo de parecer consipiranoico, hay que recordar que esta misma semana Zapatero anunció en el Congreso su parcial venta a empresas privadas (entre otras medidas vergonzosas). A muchos nos pareció una babaridad, una medida propia de Margaret Tatcher y sus afines. Hoy, muchos de estos izquierdistas aplauden la militarización y dicen eso de “Si trabajaran en una empresa privada, estaban ya en la puta calle”.

Señores, esto es la segunda regla de la manipulación, según la describió Noam Chomsky.

Crear problemas y después ofrecer soluciones. Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

Se mire como se mire, la militarización de un servicio público y el decreto de estado de alarma es una salvajada. Como decía un tuitero, si en lugar de estar Zapatero en La Moncloa estuviera Aznar, ¿qué diría media España?

En el telediario de TVE, al final de un larguísimo bloque dedicado a los controladores, han emitido una pieza recordando lo que hizo Ronald Reagan ante una situación similar. Me parece un insulto que se ponga como ejemplo al paladín del neoliberalismo. Al parecer, hay muchos que quieren que España vaya por el mismo camino que Estados Unidos bajo su mandato. Yo no.

Porque de eso se trata. De neoliberalismo versus socialdemocracia (o lo que queda de ella). Es el tema de todos esos meses, oculto bajo una crisis concreta.

Dentro de 2 años, cuando las hermanas Koplowitz o Florentino Pérez sean dueños de AENA, nos acordaremos de este puente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política, Trabajo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a ¿Qué hay detrás de la crisis de los controladores?

  1. Yagoloro dijo:

    Hola,

    Bravísimo tu artículo, me ha gustado mucho, :)
    Sobre todo la frase “se presta más atención a las consecuencias que a las causas”, que es la clave de toda esta noticia.
    Enhorabuena por tu amplia visión, y ojalá la gente reflexionara y pensara más allá de sus narices.

    Un saludo.

  2. Rubenman dijo:

    Muy bueno y muy valiente el artículo con una visión larga de las cosas.

    Yo diría que los controladores por un lado estratégicamente han fallado siendo la comparsa del gobierno; por otro deberían haber seguido los cauces legale para convocar la huelga.

    Aunque cada vez mas la ley en este país es algo muy laxo.

  3. Pingback: #Controladores y Redes: Una oportunidad perdida « Calvo Con Barba

  4. Dumas dijo:

    Es decir que el Gobierno predijo que los controladores se levantarían durante el puente y los 600.000 afectados, las pérdidas millonarias de las compañías y la imagen pública de España dañada (en una situación de extrema delicadeza económica) es una conspiración para privatizar AENA? Lo siento amigo, me parece demasiado maquiavélico y estúpido. Incluso para este gobierno. Un saludo.

  5. javier dijo:

    No puedo estar mas de acuerdo. La regla de Chomsky es totalmente validad para este tipo de situaciones. El gobierno no sabia a ciencia cierta que se iban a levantar asi pero estaban totalmente preparados por si esto sucedia. Cierto que ahora mucha gente esta a favor de privatizar el servicio para que no pasen cosas como las que han pasado ahora siendo esto lo que el gobierno esta buscando, sin lugar ninguna a dudas. Al gobierno le ha venido de puta madre para justificarse. Creo que los controladores han entrado al trapo totalmente, porque venian ya quemados, pero no han hecho lo correcto, ni para ellos ni para nosotros.

  6. Eduardo dijo:

    Un artículo perfecto.

  7. Yo dijo:

    Lo único que he sacado en claro de todo el tinglado de los controladores es que de mayor ya no quiero ser rey, sino controlador (aereo, se entiende).

  8. Rosa dijo:

    Articulo que podemos aplicar a muchos otros sectores de la vida.
    Es cierto que en cualquier negociación si tensas la cuerda al final se corre el riesgo de romperse. Tal vez han sido utilizados los controladores para la justificación privada. No soy experta en ello, pero lo que ésta claro es el caos que hay en los aeropuertos europeos con las nevadas y la falta de personal que tienen desde que son privados, solo se salvan los clientes Vip…
    No hay nada inventado, todo ha sido medido.
    Si corrieran los gobiernos en detener a los grandes corruptos y expropiarles lo que han robado a las arcas del estado tal vez no tendriamos tanta crisis. Porque robar a manos llenas y que no les pase nada………………

  9. Pingback: Aniversario | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s