Presidente Coetzee

Hay una pregunta clásica en la entrevista a todo escritor: ¿Escribe usted pensando en los lectores? La respuesta revela mucho del carácter del entrevistado, del tipo de libros que escribe y -aquí ya entran más variables- de su cuenta corriente y su lugar en el mapa literario del momento.

Está el novelista que siempre tiene en mente a sus lectores, “lo más importante de mi obra”, y no pone un adjetivo sin preguntarse si será comprensible por la señora que lo lea en el jardín en agosto. Y está el que escribe lo que cree que debe escribir, lo que considera necesario y honesto; y si a alguno más le gusta, pues mejor.

Yo, por supuesto, prefiero al segundo. Sin ánimo de ofender, en la primera categoría se encuentran John Grisham, Javier Sierra, Dan Brown y, en general, todos los premios Planeta. En la segunda vemos a Javier Marías, a Coetzee, a Roberto Bolaño y a Luis Goytisolo. Escritores insobornables, exigentes con su obra y con el lector.

Ahora traslademos estas categorías a la política. ¿Piensan nuestros representantes en los ciudadanos? ¿Dónde ponemos a Rajoy: junto a Dan Brown o a Bolaño? ¿Y a Zapatero?

Todo esto viene viene a cuento de la última encuesta publicada por el CIS. En ella, al parecer, lo ciudadanos encuestados han suspendido a toda la clase política. Nada extraño, en este tipo de sondeos pocos son los que aprueban: el quid es estar una décima por encima de tu adversario.

A mí nunca me han echo una encuesta, así que tengo la tendencia natural a pensar que, en realidad, no existen. Quizá el CIS sea el Centro de Invenciones Sociológicas, un edificio donde unos señores muy bien pagados dan forma a la opinión pública.

Después recapacito y acepto que no es así, que la realidad es todavía más triste. Todas esas opiniones -y las hay sobre los asuntos más inverosímiles- han sido pronunciadas por más de un encuestado. Y este tipo de preguntas se hacen a nivel estatal, autonómico, provincial… Siempre quieren saber nuestra opinión. ¿Para qué?

¿De qué le sirve a Rajoy ver en una nota de prensa que ha subido unas décimas respecto a mayo pero todavía está por debajo de la valoración del presidente? Él mismo debería saber, al mirarse cada mañana al espejo, que no está haciendo las cosas bien; si tienen que venir los del CIS a explicárselo, mal vamos. Y lo mismo con el resto.

Gobernar a golpe de encuesta no es sano. Es un comportamiento histérico. La opinión pública es frágil, fácilmente manipulable, volátil y nada de fiar. La opinión pública no flota en el aire, se crea. Si, por ejemplo, un tipo con traje te pregunta si eres feliz, ¿Qué vas a responder? Y luego salen los datos que salen.

Parte del problema de la clase política es que piensan en los votantes, en los encuestados… y no en el ciudadano. El elector puede cambiar su voto mañana, e encuestado mentir como un bellaco, pero el ciudadano siempre está ahí, silencioso, esperando a que alguien arregle sus problemas sin taladrarle la cabeza con sandeces.

Hay muchas propuestas, muchas medidas, y ningún programa. Necesitamos políticos que escriban cuatro ideas en un papel y 10 años después sigan creyendo en ellas. En este país hay demasiados Dan Brown, y lo que necesitamos es un puñado de Coetzees.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esto no puede seguir así, Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Presidente Coetzee

  1. Yo dijo:

    Sobre la encuesta respecto a la felicidad… jamás he entendido ni entenderé la diferencia entre estar bastante satisfecho con tu vida y estar sólo satisfecho a secas.

    Otra cosa, si los políticos actuaran pensando en las encuestas, al menos lo harían pensando en algo que tiene algo que ver (aunque no sea mucho, o lo sea sólo en promedio) con la ciudadanía. El caso es que ni siquiera hacen eso, actúan pensando sólo en ellos mismos. En realidad a Rajoy (a Zapatero, al que sea) se la sopla lo que piensa la ciudadanía, incluso sus votantes. Sólo se preocuparán cuando ese reducido círculo de personas que de verdad pueden decidir si sigue en su sitio o no (mandamases de los medios, de las empresas, de sus partidos… al final son los mismos) empiezan a pensar que es hora de cambiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s