España, pasado mañana, será republicana

Comienzo aquí una serie de posts que englobaré en la categoría Programa electoral. No se preocupen, no tengo ningún interés en presentarme a unas elecciones. A menos, por el momento. Aquellos que me lean, estarán de acuerdo con algunas propuestas; otros, como me dijo un día un lector, es exiliarían si lograra aplicarlas.

Organizar las ideas políticas que uno tiene es de utilidad. En cualquier caso, es hora de pasar de las críticas a las propuestas. Como dice Matt Santos, “es muy fácil tirar piedras contra un edificio, pero es diferente ayudar a construirlo”

___________________________________

Empecemos por lo básico. España debe ser una República. La Constitución otorga a la Monarquía muchos poderes: representación, moderación, jefatura de la fuerzas armadas… Y ninguna obligación: la figura del Rey es intocable (y más en la práctica que en la teoría). Esto no se puede consentir.

Los argumentos para eliminar su figura son bien conocido: atenta contra la igualdad de los ciudadanos, es un gasto innecesario, no fue elegido por el pueblo… Estas razones son compartidas por buena parte de los republicanos y por muchos ciudadanos a los que, sin gustarles la Monarquía, afirman que “no molesta” o que “es útil”.

Este grupo, a mi juicio, es la verdadera base de la Monarquía en España. Monárquicos puros no hay tantos, republicanos de verdad, tampoco. Pero el ancho grupo que está en el “centro”, el que ocupa la campana de Gauss de la que ayer hablaba Rosa María Artal, es el que impide un cambio (en éste y otros muchos asuntos, por cierto). Si tan indiferente les resulta la Monarquía, ¿por qué no apoyan su final?

La alternativa que se suele proponer a este sistema de gobierno es una república bicéfala: presidente del Gobierno y jefe de Estado. Es el vigente en las Repúblicas Europeas: Francia, Alemania, Italia, Portugal… Incluso varias ex repúblicas soviéticas adoptaron esta curiosa forma de gobierno. Cada país, eso sí, ajusta el balance de poderes de manera distinta. En Francia, el que gobierna de verdad es el Presidente de la República, mientras que en Italia es el de gobierno. Si bien, formalmente, las atribuciones del jefe de Estado son similares a las del rey, en la práctica no tienen nada que ver.

Supongo que será una reminiscencia medieval. Algún licenciado en Historia lo sabrá mejor que y) pero es una tradición inútil y costosa. Ningún país América (a excepción de Canadá, miembro de la Commonwealth) tiene jefe de Estado y de gobierno. Son repúblicas presidencialistas. Ese es el objetivo al que debemos aspirar. Varios partidos se presentan a las elecciones, uno de ellos gana y gobierna. Punto.

Buscando información sobre este tema, he topado con una web en la que se puede leer lo siguiente:

Nadie discrepará conmigo en que es de cualquier modo preferible una Jefatura del Estado ostentada por un Rey legítimo -figura histórica en nuestra antiquísima Nación-, militar cabeza de los Ejércitos y conservador por su título de un cierto halo o recuerdo de tiempos mejores que un Presidente de República elegido por el ignorante y manejable pueblo.

Esto lo dice un fascista pero hay mucha gente que piensa parecido. Es preocupante la falta de confianza en una democracia que todos dicen respetar y defender.

La cuestión es cómo librarnos de la Monarquía. Descartada la guillotina, la guerra civil y otras violencias, lo mejor es reformar la Constitución. Este librito merece una profunda revisión, en cualquier caso. El Título Preliminar dice ahora: “La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. Lo ideal es que pudiera leerse: “La forma política del Estado español es la República xxx” (los adjetivos: federalista, socialista, unitaria… los dejo para otra ocasión). El Título II, claro está, no existiría.

El momento de emprender esta reforma en particular, para mí, está claro. El mismo día en que fallezca el actual monarca. No deseo su muerte, pero creo que falta poco. Su hijo subiría al trono, pero por un tiempo determinado. Tras la reforma, tendría que buscarse un trabajo digno.

El cambio de Monarquía a República, para muchos un gesto innecesario, es para mí un paso más hacia la verdadera Democracia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Programa Electoral y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a España, pasado mañana, será republicana

  1. Yo dijo:

    Está claro que a JuanKar le quedan dos telediarios… ¡ayer se perdió la juerga de la final del Mundial! Salvo que me digan que se fue a pasear en moto, aquí huele a muerto.

    Echar al Rey (yo no descartaría la guillotina, no obstante) tendría en realidad un carácter más simbólico que práctico pues, como tú dices, en los países con repíblicas “bicéfalas” sólo uno gobierna y si no, gobierna el único “céfalo”… aquí en España hacer, lo que se dice hacer, el Rey hace poco… Sin embargo su carácter simbólico es muy fuerte (comenzando por quién le “enchufó”, claro está).

    Estoy convencido de que esto que acabo de comentar es el mayor obstáculo a poder cambiar la forma de gobierno de este país: el pragmatismo (que tanto nos invade en todos los ámbitos de la sociedad). Total, qué más da un Rey que un Presi de la República… si van a hacer lo mismo… Las consideraciones sobre la elegibilidad o la inmunidad quedan más allá, no ya de la comprensión de la gente (o quizás también) sino de su interés.

    Y más ahora que España ha ganado el mundial.

  2. Pingback: El rey del cuento de nunca acabar | Viajero a Itaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s