El 2012 está al caer

Decían los mayas, y lo repiten los productores de Hollywood, que el mundo se acabaría en el año 2012. Un terremoto, un tsunami, un cambio de temperaturas, una estrella que se apaga. Algo cambiaba en la naturaleza y se iba todo al carajo. Yo, que so ateo de pro no le doy ninguna credibilidad al asunto, pero hoy una charla con una amiga me ha hecho pensar.

¿Y si en realidad no se destruye el mundo sino que sufre una transformación completa? Un cambio tal que “no lo reconozca ni la madre que lo parió”. Pues según hacia dónde vaya ese cambio, igual me apunto.

Hay varios personajes que se han dedicado a a especular sobre el asunto:

El señor Daniel Pinchbeck estaba sumido en una profunda depresión; decidió dejar las pastillas recetadas por su médico e hincharse a sustancias ilegales; después escribió varios libros en los que explicaba que en 2012 “ocurrirá una transformación en la psique colectiva así como en nuestra relación con el mundo material. Este proceso provocará un replanteamiento de nuestra relación cosmogónica y existencial con las variables dimensionales del tiempo y el espacio”. Ya.

La señora M.G. Harris afirma en su libro Expediente J que en 2012 “se producirá una conjunción astral a nivel galáctico que provocará la destrucción de todos los aparatos eléctricos del mundo”. Si esto ocurre, está claro que el sistema de vida actual será inviable.

Mi amiga también tiene una teoría, pero es mucho más terrenal. Dice que pensaba comprarse piso, pero que no. Que esto no puede aguantar mucho, que tiene que estallar por algún sitio; que los seres humanos aguantamos lo que nos echen, pero como se nos hinchen las narices la liamos parda; que todo el mundo que conoce está que trina; que no es sólo la economía, sino este sistema político, lleno de personajes corruptos que lo único que hacen es aferrarse a su sillón; que no se salva nadie: ni sindicatos ni prensa; que los que de verdad vale no se meten en política porque no quieren ensuciarse y si lo hacen acabar por ceder a las presiones, a las tentaciones, son engullidos por el propio sistema; que esto no es una democracia. Y que el 2012 está a la vuelta de la esquina.

Yo comparto todo lo que dice, salvo su profecía. Quiero pensar que en menos de dos años las cosas serán diferentes. Pero…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Esto no puede seguir así y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El 2012 está al caer

  1. Cristina dijo:

    ¡Revolución! O que me pasen las drogas que tomaba el Pincbeck ése…

  2. Yo dijo:

    En realidad ya estamos todos muertos… como en Lost.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s