Todos a por el decretazo

La portada de todos los periódicos de hoy es el fracaso de la negociación sobre la reforma laboral. Después de 10 horas de reunión, dicen, ha sido imposible legar a un acuerdo. Lo cierto es que no es del todo cierto. Claro que ha habido acuerdo, no ayer, sino hace semanas. Sindicatos patronal estaban de acuerdo en un punto muy importante: no pactar nada. Lo que sucede es que no es hizo público; es más, se insistía en lo contrario.

La amenaza de Zapatero de aprobar la reforma por decreto les ha venido de perlas. La CEOE no tiene que seguir peleando, ya se encarga el gobierno de aplicar la mayoría de sus propuestas. Y los sindicatos se ahorran la vergüenza de enseñar a los trabajadores un texto firmado por ellos que rebaja, aún más, sus derechos. Ahora todos pueden decir: “lo intentamos, pero no pudo ser; la culpa es del Gobierno”. Ahora los sindicatos tienen una excusa para montar una huelga general (porque razones tenemos de sobra).

Han tardado dos años en llegar a nada.

La CEOE está representada por un tipo que destruye sus propias empresas y gana dinero haciéndolo. Un patrón que no oculta su filiación política y define a Esperanza Aguirre como “cojonuda”. Un líder que saber usar el doblepensar del que hablaba Orwell para decir que “la mejor empresa pública es la que no existe” pero también que “se puede hacer un paréntesis en la economía de libre mercado”. En definitiva, alguien sin legitimidad para hablar en nombre de los empresarios.

Agentes sociales entrando a la reunión

Al otro extremo de la mesa se sentaban unas organizaciones que también carecen de legitimidad. Me remito a las palabras pronunciadas por un estudiante en el Congreso el día de la Constitución. “Me da pena y vergüenza que los sindicatos no ejerzan este derecho en los tiempos que corren y que se dediquen exclusivamente a bailar el agua al señor presidente y a su Gobierno”. El orador, por supuesto, fue callado. Si de verdad sintieran el malestar de la ciudadanía, como dijo ayer Cándido Méndez, habrían convocado una huelga general hace días. Pero sus discursos son mera fachada, palabras rimbombantes y sonoras: huecas. ¿Alguien se cree lo que dicen?

No nos engañemos: habrá “decretazo” pero (aunque el PP así lo afirme, que lo hará) la culpa no será sólo del Gobierno.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Trabajo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Todos a por el decretazo

  1. Yo dijo:

    Triplepensemos: La mejor empresa pública es la que no existe y la mejor empresa privada es la que recibe fondos públicos.

    Lo peor de todo esto es lo que nos queda por ver…

  2. Gaius dijo:

    lo que consigue la calse politica es que cada dia sea mas anarquista ¬¬

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s